viernes, 30 de octubre de 2015

Hablemos sobre las aguas termales - Producto de belleza

Hola, hoy quero hablarte de un aliado para la belleza que no todos conocemos: el agua termal, este es un producto con gran cantidad de minerales y oligoelementos tomados de manantiales que brotan de capas subterráneas de la tierra con unos 5°C o más de temperatura que en la superficie.


Nos ayuda a proteger la piel de los radicales libres, fija el maquillaje, combate el envejecimiento prematuro, estabiliza el pH de la piel, calma la piel especialmente después de la depilación o los peelings químicos, la hidrata dejándola suave y aterciopelada especialmente cuando se tienen viajes largos en avión, refresca cara y cuerpo, alivia la piel de enrojecimientos, irritaciones, comezón, eritemas y quemaduras solares, cura ampollas, picaduras de medusas e insectos, ayuda en el proceso de cicatrización, alivia sarpullidos, devuelve el tono normal de la piel y los minerales perdidos por la transpiración después de hacer ejercicio, entre otros.

Recomendados para pieles sensibles, alérgicas y atópicas, no interfiere con medicamentos y tampoco tiene efectos secundarios, por lo que puede usarse en bebés y niños.


Sus propiedades dependen de los minerales por los que estén compuestas:

Calcio: Protector de los tejidos y cicatrizante.
Cobre: Tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias.
Hierro: Oxigena las células de la piel.
Magnesio: Estimula la renovación de la piel y es regenerante celular. 
Manganeso: Antioxidante e hidratante.
Selenio: Antiinflamatorio, antioxidante y cicatrizante.
Silicio: Estimula la renovación de la piel y es regenerador celular.
Zinc: Antiinflamatorio, antibacteriano y regenerador celular.

Puedes usarlo a cualquier hora del día, si lo usas en las mañanas vas a notar que la piel se energiza y se activa la circulación de la sangre; durante el día lo puedes usar si sientes calor, tu piel se enrojece, si has estado expuesto al aire acondicionado, al frío o al calor, para refrescar o descongestionar la piel; y si lo usas en la noche puede ayudarte a retirar la crema desmaquillante y a limpiar la piel.


Estos productos normalmente vienen en aerosol, así que lo que debes hacer es rociar un poco de producto sobre el rostro y dejarlo actuar por unos minutos antes de retirarlo tocando muy suavemente, sin frotar tu rostro, con una toalla absorbente. Pero si consigues el producto en otra presentación, lo mejor es usar un algodón para ponerlo en tu cutis. Recuera que si no la secas, puede tener el efecto contrario y deshidratar tu rostro, ya que se va a evaporar, llevándose con ella el agua natural de tu piel.

Existen muchas marcas que tienen este producto dentro de sus líneas de belleza, te invito a que pruebes alguna y te beneficies de sus propiedades. Si te gustó esta información, te invito a compartir este post en tus redes sociales. Besos,

Vivian Gil-Ro.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada