miércoles, 28 de octubre de 2015

Aumenta los antioxidantes de tus lechugas

Hola, hoy quiero darte un truco super sencillo para mantener el sabor de la lechuga y que sus beneficios sigan intactos hasta cuando vayas a usar sus hojas



1. Separa cada una de las hojas de la lechuga.
2. Quítales la tierra que puedan tener, bajo el chorro de agua de tu lavaplatos.
3. Remójalas en un recipiente que contenga agua fría y desinfectante para alimentos, por aproximadamente 15 minutos.
4. Seca las hojas.


5. Rasga las hojas que vas a usar pronto, esto hará que los antioxidantes se dupliquen (las plantas responden a las "agresiones" produciendo fitonutrientes más amargos para defenderse de depredadores), pero también permitirá que se descompongan más rápido, por eso deja algunas hojas completas para que las alcances a consumir el fin de semana.
6. Guárdalas en una bolsa de plástico con cierre hermético, no olvides sacarle el aire a la bolsa, para que tus hojas no se oxiden.
7. Con un alfiler, por toda la bolsa, pincha de 10 a 20 veces para que exista el nivel de humedad exacto en las hojas, así durarán más tiempo.
8. Guárdalas en el refrigerador hasta que vayas a usarla en tus preparaciones favoritas. 


No olvides comprar solo la comida necesaria cada semana, así no tendrás que botar alimentos en mal estado. Besos,

Vivian Gil-Ro.

2 comentarios:

  1. Nunca lo había hecho y me ha parecido muy buenos consejos. Los haré a partir de ahora. Un besito cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra cantidades que te gustara, hermosa. Besitos :D

      Eliminar